Etiquetas

, , , ,

Hace exactamente cinco años descubrí de manos de un amigo la saga Canción de Hielo y Fuego. Me regaló el primer tomo, Juego de tronos. “¡Muchas gracias!” Le dije, educación ante todo, aunque al ver aquella portada pensé: “pero, ¿qué frikada es esta?? ¿Se piensa que yo voy a leer este libro?”. Y, así, un montón de preguntas del estilo pasaron por mi cabeza intentando entender el por qué de aquel regalo y analizando si la imagen que se percibe de mi es la de una súper fan de la literatura fantástica a la que le gusta ir por la calle disfrazada y blandiendo una espada láser. En serio, no se si creéis que estoy exagerando, pero, viendo la portada ¿no hubieseis pensado lo mismo?

Portada de Juego de Tronos de George R.R Martin

Portada de Juego de Tronos de George R.R Martin

Pensé que mi amigo no me conocía en absoluto, pero por como continuó la historia, a lo mejor me conocía demasiado bien. Al principio, tengo que admitirlo, aparté el dichoso regalo y lo condené al ostracismo. Hasta que no hice un viaje largo, larguísimo y en el que agoté los otros tres libros que llevaba conmigo, no empecé a leerlo.
Pues bien, aquel momento marcó un punto y a parte en mi vida. Desde entonces ésta se divide en: antes de Juego de Tronos y después de Juego de Tronos. Devoré las casi 800 páginas en tres días, aquella historia me atrapó de una manera que, todavía hoy, no ha conseguido ningún otro libro. Tramas bien construidas, personajes impactantes, desenlaces sorprendentes. Lo tiene todo y yo, lo confieso, tengo el Síndrome Stark.

contraplanos_de_risa_sindrome_stark

Después de aquel increíble descubrimiento, he engullido todos y cada uno de los libros de la saga con la misma ilusión, energía y ganas que el primero. Y de repente, anuncian que nada más y nada menos que HBO ( culpable de súper series como “The Wire”, “Los Soprano”, “A dos metros bajo tierra” o “True Blood” entre otras) va a producir y llevar a televisión mi saga favorita. Tuve un momento de crisis, (normalmente las historias basadas en grandes títulos de la literatura llevadas a la gran pantalla no suelen cumplir mis expectativas), pero entonces llegó el primer caramelo: efectos especiales a lo bestia.

La primera temporada no me defraudó, tampoco la segunda, aunque he de reconocer que en ésta, por una cuestión de narrativa audiovisual los guionistas se tomaron cierta libertad y cambiaron algunas cosillas. Pero el resultado fue tan bueno, que se las perdono.
El 31 de marzo de 2013 se ha estrenado la 3ª temporada, o temporadón diría yo (si los guionistas son fieles a lo que ha escrito George R.R Martin) de Juego de Tronos. En esta nueva entrega va a haber muchos cambios, personajes nuevos, localizaciones si cabe más espectaculares que las anteriores y ¡qué os voy a contar de las tramas.. ! Os recuerdo que como ya me he leído los libros, se qué va a pasar. Aquí va un trailer de esta temporada. A ver si os pica el gusanillo.

Yo ya he visto el primer capítulo y aunque me esperaba más, no me ha defraudado. Es verdad que al ser el primero nos tenemos que reubicar y poner en situación. Por este lado cumple mis expectativas con sobresaliente. Pero, también, admito que le falta algo de chicha y espero que a medida que avancen los episodios reaparezca esa fuerza que me ha cautivado en las temporadas anteriores.

contraplanos_de_risa_game_of_thrones

Juego de Tronos no es sólo una serie buenísima basada en una de las mejores sagas de libros que he leído, es también, lo que me ha abierto las puertas a un mundo que antes creía, no se si con razón o sin ella, sólo para algunos. Hablo de los frikis, esa especie que definimos como gente rara, apasionados de la fantasía y los videojuegos, fans de la ciencia ficción y las historias de terror. No se si esa es una buena definición, pero si ser fan de la saga Canción de Hielo y fuego es ser friki. Yo, Antonia, me declaro total y absolutamente friki. Seguro que ahora sois vosotros los que estáis pensando; pero ¿qué frikada es esa de Juego de Tronos? Como ya os he dicho, a mi también me pasó y con esta entrada en mi blog, os animo a descubrir al friki que hay en vosotros.

Anuncios